¿Quieres saber más?

¿Cómo se hace esto del Proceso?

Tras el primer contacto via email, concertaremos una cita para tener la primera sesión exploratoria. En ella haremos coaching y abordaremos todos los temas de los que quieras hablar. Te explicaré todos los detalles del Proceso adaptado a tu caso y acordaremos cuándo comenzarlo y una fecha aproximada de finalización.

¿Cuánto dura?

Las sesiones de coaching suelen durar una hora aproximadamente. La sesión exploratoria puede durar entre 60 y 90 minutos. Cada sesión del Proceso dura 1 hora. El Proceso completo dura varios meses, con una sesión al mes. Lo habitual es que dure 6 meses, pero depende de cada caso. Se pueden comprimir cada 2 semanas o estirar a 1 sesión cada 5 semanas. Siempre depende del caso particular y de las necesidades de cada persona. Me adapto a todos los casos.

Es decir, que si tienes decidido hacer el Proceso, tendríamos la sesión exploratoria y a la semana siguiente la primera sesión del Proceso, luego la segunda sesión al mes siguiente y así sucesivamente.

Si no tienes decidido hacer el proceso pero estás interesada, podemos tener una sesión exploratoria donde valoraremos tus necesidades y acordaremos tu método a seguir.

¿Y si no vivo donde vives tú?

No importa, las sesiones pueden hacerse online (por Skype o videollamada de whatsapp) o de forma presencial si vives en Sevilla, Madrid o Valencia. Puedes ponerte en contacto conmigo por email en virginiamarincoach@gmail.com y pedirme toda la información que necesites. A partir de ahí, si quieres, concertaremos una cita, que será por Skype o presencial dependiendo de dónde vivas.

¿Cómo se paga?

Por un lado se abona de forma independiente la sesión exploratoria, y por otro lado las sesiones del proceso. No se paga el proceso completo sino por sesiones, pues cada caso es diferente y necesita un número de sesiones diferente. Cada sesión se paga en el momento de realizarla, ya sea la sesión exploratoria, las sesiones del proceso o las sesiones de coaching personal. Se paga por sesión, no por hora.

Las sesiones online se pagan por transferencia bancaria y las presenciales por transferencia también o en efectivo.

¿Y si empiezo y no deseo continuar?

No hay ningún problema. No hay compromiso de permanencia ni nada… Eres libre de comenzar y terminar cuando quieras, de tener el número de sesiones que quieras. Incluso si acordamos un número de sesiones y después quieren que sean más o que sean menos, o deseas parar ya, no hay ningún problema. Tú decides en todo momento. Esto es un servicio para ti, adaptado de forma individual. Siempre es tu decisión lo más importante. Una vez que empieces las sesiones, sean del Proceso o no, y empieces a ver los resultados en tu vida, no te arrepentirás de haber empezado y desearás continuar hasta el final.

¿En qué consiste exactamente el proceso?

El Proceso de Orden y Organización es un trabajo profundo de mirarnos a nosotros mismos, de buscarnos, observarnos, preguntarnos… No consiste en aplicar un método de orden y ya está. Yo no voy a ir a tu casa a ordenarte el armario o a decirte cómo tienes que ordenar la cocina. No se trata de eso. Es un trabajo de coaching profundo que va a la esencia de lo que somos, a nuestros valores, nuestros principios, nuestras prioridades. Por eso es un Proceso adaptado a cada persona. Trabajo desde el coaching, por lo que las sesiones son muy reveladoras no sólo a nivel de orden sino de autoconocimiento personal.

Es un proceso porque hay un compromiso por parte del cliente, consigo mismo y conmigo, a realizar un cambio profundo en su vida siguiendo un método establecido exclusivamente para él/ella. Los resultados del proceso se empiezan a ver nada más empezarlo, pero sobre todo se notan con más fuerza varias semanas después de haberlo terminado, cuando lo integras completamente en tu vida. Por eso es importante terminarlo una vez se empieza, porque si se abandona o se dilata demasiado, el proceso pierde fuerza y los resultados no son los mismos, no se consigue el objetivo establecido y tanto mi trabajo como el del cliente pierden valor. Por eso el único requisito que pongo para hacerlo es desear hacerlo, querer hacerlo de verdad. No importa esperar al momento adecuado, pero sí empezarlo con ganas.

Una vez que lo empiezas y vas viendo los primeros resultados, te animarás a seguir adelante con todo el proceso, pero es posible que experimentes algún bajón a lo largo del mismo, no te preocupes, es normal. Lo importante es continuar hacia adelante, pero siempre hacia donde te guíe tu instinto.

Pero entonces… ¿tengo que decidir ahora si quiero hacer el proceso?

¡Para nada! No te preocupes, la decisión final la tienes tú y la tomas una vez hayamos hablado. Tú decides en todo momento.

1º hablamos via email. Aquí me cuentas lo que quieres saber, si estás interesada en el Proceso, o simplemente en sesiones de coaching, o te gustaría tener una sesión exploratoria pero no estás segura de si hacer el proceso… Todo lo que necesites saber. Una vez yo te responda con toda la información, me vuelves a escribir con lo que hayas decidido hacer (coahing general, coaching orientado al orden, sesión exploratoria…)  y si quieres que tengamos una cita.

2º concertamos la primera cita, para hacerla vía Skype o presencial.

3º al finalizar esa primera cita, decidirás qué camino quieres continuar (sesiones de coaching, Proceso…)

¿Cuánto cuesta todo esto?

Aquí tienes mis tarifas